NEURO ARQUITECTURA
Arquitectura de la mente


Inicio

Artículos

Videos

Quienes somos

Contacto

Arquitectura de España

La arquitectura española se refiere a la arquitectura en cualquier área de lo que hoy es España, y por arquitectos españoles en todo el mundo. El término incluye edificios que fueron construidos dentro de las fronteras actuales de España antes de su existencia como nación, cuando la tierra se llamaba Iberia, Hispania, Al-Andalus o se dividía entre varios reinos cristianos.
A partir de muchas fuentes bibliográfica diferentes, la arquitectura de España demuestra una gran diversidad histórica y geográfica. La arquitectura española tendió a desarrollarse en líneas similares a otros estilos arquitectónicos del Mediterráneo y del norte de Europa.
En España se han desarrollado numerosos estilos arquitectónicos que hoy dan cuenta de una rica historia y cultura. España es uno de los países con más historia de Europa.

Historia de la arquitectura de España

Un verdadero avance llegó con la llegada de los romanos, que dejaron algunos de sus monumentos más destacados en Hispania. La llegada de los visigodos provocó un profundo declive en las técnicas de construcción que fue paralelo al resto del antiguo Imperio Romano. La conquista musulmana en 711 d.C. llevó a un cambio radical y durante los siguientes ocho siglos hubo grandes avances en la cultura, incluida la arquitectura. Por ejemplo, Córdoba se estableció como la capital cultural de su época bajo la dinastía Omeya. Simultáneamente, los reinos cristianos emergieron y desarrollaron estilos propios, al principio mayoritariamente aislados de las influencias arquitectónicas europeas, y luego integrados en corrientes románicas y góticas, alcanzaron un auge extraordinario con numerosas muestras a lo largo de todo el territorio. El estilo mudéjar, de los siglos XII al XVII, se caracterizó por la mezcla de influencias culturales europeas e islámicas.

Hacia finales del siglo XV, y antes de influir en América Latina con su arquitectura colonial, la propia España experimentó con la arquitectura renacentista, desarrollada principalmente por arquitectos locales. El barroco español se distinguió por su exuberante decoración churrigueresca y el estilo herreriano más sobrio, ambos desarrollados por separado de las influencias internacionales posteriores. El estilo colonial, que ha perdurado durante siglos, todavía tiene una fuerte influencia en América Latina. El neoclasicismo alcanzó su apogeo en la obra de Juan de Villanueva y sus discípulos.

El siglo XIX tuvo dos caras: los esfuerzos de la ingeniería para lograr un nuevo lenguaje y lograr mejoras estructurales utilizando el hierro y el vidrio como principales materiales de construcción, y el enfoque académico, primero en los avivamientos y el eclecticismo, y luego en el regionalismo. La llegada del Modernismo al ámbito académico produjo figuras como Gaudí y buena parte de la arquitectura del siglo XX. El estilo internacional fue liderado por grupos como GATEPAC. España vive actualmente una revolución en la arquitectura contemporánea y arquitectos españoles como Rafael Moneo, Santiago Calatrava, Ricardo Bofill y muchos otros han ganado renombre mundial.
 

NeuroArquitectura 2013 - Todos los derechos reservados - www.neuroarquitectura.net