NEURO ARQUITECTURA
Arquitectura de la mente


Inicio

Artículos

Videos

Quienes somos

Contacto

Arquitectura del siglo XX


Las décadas de 1920 y 1930 fueron conocidas por contrastar ideales, pero quizás lo más notable es la yuxtaposición de la opulencia de los locos años veinte, seguida inmediatamente por el conservadurismo económico generalizado de la Gran Depresión. La arquitectura moderna, plasmaba diferentes subestilos que han sido extremadamente valorados a lo largo de la historia. Los tiempos turbulentos de la era de la Depresión marcaron el final de las lujosas tendencias que marcaron gran parte de principios del siglo XX. Tal fue el caso del movimiento Art Deco, un estilo de arte decorativo y diseño definido por un interés en la simetría, los patrones geométricos y las características audaces. Durante su apogeo, Art Deco fue tremendamente popular entre diseñadores y arquitectos como una forma de comunicar visualmente riqueza y estatus. Fuera de estas disciplinas, los motivos Art Deco también influyeron en las industrias del arte y la moda.



Historia de la arquitectura Art Deco

El movimiento Art Deco comenzó en la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas, una feria de diseño y arte decorativo celebrada en París, Francia en 1925. Jóvenes artistas y diseñadores de todo el mundo se reunieron para crear un estilo nuevo y moderno que no se parecía a nada visto antes. Las formas geométricas, las estructuras de varios niveles y la decoración elegante fueron elementos básicos de la arquitectura art decó, que comenzó a reflejar el aumento de la riqueza y el industrialismo presentes en la sociedad a través de estos grandes detalles.

Los ideales Art Deco diferían enormemente de los principios del movimiento Art Nouveau, un estilo de arte y diseño que se centró en líneas caprichosas y asimétricas, formas naturales y orgánicas y materiales modernos. En cambio, los diseñadores de Art Deco buscaron nuevas formas de ver las formas tradicionales y los estilos de diseño, utilizando simetría, ángulos agudos y formas geométricas de formas inesperadas. Aportaron un nuevo glamour a los edificios contemporáneos, ya que los diseños intrincados, a menudo envueltos en oro, fueron muy venerados. Los motivos también se tejieron en la totalidad del diseño interno y externo del edificio, estableciendo un tema destacado en cada estructura. Este nuevo movimiento, percibido como un estilo moderno y sofisticado, se extendió rápidamente por Europa y América del Norte después de la Primera Guerra Mundial.

El Art Deco influyó en una variedad de industrias, como el arte, la moda, el diseño de muebles y el transporte, pero ninguna fue tan universalmente reconocida como la arquitectura Art Deco. Si bien los edificios de todo el mundo tomaron prestados elementos del movimiento Art Deco, los rascacielos estadounidenses fueron quizás los ejemplos más reconocibles de este estilo lujoso. Tomando fuerza en la década de 1920, la arquitectura Art Deco continuó hasta finales de la década de 1930, cuando los efectos económicos de la Gran Depresión exigieron diseños sutiles y limitados para reducir costos y priorizar las necesidades.

 

 
NeuroArquitectura 2013 - Todos los derechos reservados - www.neuroarquitectura.net